Fotografía narrativa: Con pinturas y a lo loco

Una fotografía infantil debe de ser natural, que refleje el lado más divertido y espontáneo de los niños.

Nada puede ser más divertido para Noah y Mario que pintar con pinturas de dedo, lo que empieza por pintar un lienzo en blanco dejándose llevar por sus sensaciones, acaba en una auténtica sesión de body painting!!! para acabar relajaditos en su habitación después de una buena ducha.

Me encanta fotografiar estos momentos en los que todo es pura espontaneidad!!!

No hay comentarios

Agregar comentario